Total visitas a la página

domingo, 5 de febrero de 2012

Hallan vestigios incaicos en Zongo


Por Mariela Laura - La Prensa - 5/02/2012

HALLAZGO. Un comunario muestra un hacha de piedra encontrado en el lugar. - Mariela  Laura La Prensa
HALLAZGO. Un comunario muestra un hacha de piedra encontrado en el lugar. - Mariela Laura La Prensa
Pretenden reconocer a la zona como productora tradicional de la hoja de coca.
Mientras preparaban la tierra para sembrar, los comunarios del Valle de Zongo y Choro Zongo encontraron takanas (ollas de barro andino-amazónico) y la continuación del Camino del Inca a dos kilómetros de la comunidad La Esperanza de la provincia Murillo, en La Paz. En su afán de ser reconocidos por el Gobierno como productores tradicionales de la hoja de coca, los habitantes buscan su historia e identidad en los vestigios incaicos y españoles. 
Los instrumentos. Entre los vestigios que hallaron los comunarios en sus sembradíos se encuentran hachas de piedra, botellones de vidrio, chullpas, ollas de barro andino y costales tejidos con lana de oveja y llama, además de diferentes objetos trabajados en piedra.
El comunario Manuel Álvarez Mamani reveló que en el sector Monte Olivo se hallaron ataúdes de la época de los incas. “Encontramos chullpas y botellas grandes de vidrio, de un espesor grueso, y otros objetos. Pero como no conocíamos el valor, no le dimos importancia; hay algunos herrajes para mulas. Todo estaba bajo el suelo, y lo hallamos cuando preparábamos la tierra para la siembra”. 
El oro verde. El arqueólogo e investigador Wanderson Esquerdo resaltó que los incas crearon las primeras comunidades en Zongo. 
“Eran de siete a ocho pueblos en ese tiempo, y pusieron caciques en cada uno para que la producción de la hoja de coca sea llevada una vez al año a Perú”. Esquerdo indicó que entre 2005 y 2006 se realizó una prospección de la región junto a la Dirección Nacional de Arqueología del Viceministerio de Cultura.
“Con las prospecciones se levantaron bastantes sitios arqueológicos y se hará la evaluación de los vestigios”.
Actualmente, el arqueólogo sólo hace las evaluaciones del sitio por invitación de los habitantes. “Ahora no se hace prospecciones porque demandan una investigación minuciosa que deriva en excavaciones arqueológicas”. Destacó que los vestigios hallados datan de hace más de cien años.
Según señaló el investigador, la región de Zongo, en la época precolonial, fue exclusiva para la siembra de coca. Los incas fundaron más pueblos alrededor de la zona para expandir su producción. Cuando los españoles dominaron estas tierras, descubrieron que la hoja de coca generaba un importante movimiento, incluso más que el oro, por lo que se la denominó “oro verde”.
UNA ARQUEÓLOGA DESCUBRIÓ un circuito en Irupana, la paz, DENOMINADo INKATACA. La arqueóloga del proyecto Takesi Patrizia Di Cosimo descubrió un circuito arqueológico en Irupana, en los Yungas paceños, denominado “Inkataca”, luego de una investigación de 11 años. La misteriosa ciudadela está ubicada a 1.800 metros sobre el nivel del mar, a los pies del Illimani, sobre una montaña muy alta rodeada de ríos.
La ciudadela hallada era el refugio de jefes políticos y religiosos porque aún existen construcciones mágicamente erguidas, con templos, recintos rectangulares de gran tamaño, plataformas y escalinatas, muy parecidas al sitio arqueológico de Machu Picchu de Perú. Las piedras que se encontraron son de pizarra y están muy bien clavadas en el suelo; servían para dividir los ambientes de las familias que aparentemente habitaban en esta región durante esos tiempos.
Tomado de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada